TEL 915 219 499
Instagram Facebook Twitter Youtube
Plataforma Educamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Para ver nuestra Política de Cookies haga clic en Más info

Aceptar

2º ESO visita La Casa de Campo para estudiar "nuestros árboles"

El día 12 de diciembre de 2017, 2º de ESO fuimos a una visita guiada a la Casa Campo. El objetivo era conocer un espacio que está muy cerca del colegio y que ofrece muchas posibilidades de aprendizaje. En esta ocasión nos hemos centrado en todo lo que los árboles nos proporcionan, cómo se comunican entre ellos y los ecosistemas que forman.

 

Empezamos a caminar hacia la dehesa. Allí había encinas. Esas encinas eran unas supervivientes. La monitora nos sugirió tocar sus hojas, sin arrancarlas, y vimos que eran duras y pequeñas. También tenían algunas hojas que pinchaban, sobre todo las que están cerca del suelo, para que los animales no se las coman. Ese es un sistema de defensa de las encinas.

De camino al segundo ecosistema, primero nos explicaron que la Casa de Campo fue un campo de batalla en la Guerra Civil y que después lo hicieron un parque público. Un parque público significa que está abierto a la gente pero algunos asocian ‘público’ a suyo y no lo cuidan. ‘Público’ significa que hay que cuidarla entre todos. Desde donde estábamos se podía ver un búnker que utilizaban los soldados de la Guerra Civil.

Cuando llegamos al pinar, vimos un montón de pinos muy altos. Observamos que los pinos compiten con otras plantas acumulando sus hojas por el suelo para que las semillas no broten, sus copas parecen sombrillas impidiendo el paso de la luz para que las plantas que están debajo no puedan realizar la fotosíntesis.

El último ecosistema que visitamos fue el ‘Bosque de ribera’. Una señal que nos dice que hay mucha agua es que había juncos. Ahí había distintos árboles como los robles, el fresno y álamos blancos (que en su tronco parece que tiene ojos pero en realidad son cicatrices). En este ecosistema fue donde vimos más animales, sobre todo conejos.

Algunas curiosidades que hemos descubierto y nos han sorprendido:
Para saber si en el sitio que estas hay abundante agua solo tienes que fijarte en si hay juncos.
Los álamos blancos parece que tienen unos ojos en los troncos, pero no son ojos, son cicatrices que produce el crecimiento del árbol.
Los árboles se pueden comunicar y mandarse avisos de plagas.
Si ves una piña de un árbol caída y esta desgastada es que una ardilla se la comió
Las encinas son árboles que suelen tener raíces de casi cinco veces su tamaño, debido a que en las zonas donde habitan suelen haber largos veranos y hay pocas reservas de agua.

Lo que más nos ha gustado ha sido disfrutar de la naturaleza aprendiendo nuevas cosas. Es trasladar la clase a un lugar donde podemos descubrir y observar lo que estudiamos en los libros. ¡Esperamos más salidas así!

Daniel, Pamela, Adrián, Jean Paul. 2º de ESO

P1030428
P1030410
P1030408
P1030409
P1030395
P1030384
P1030394
P1030372
P1030365
P1030359
P1030358
P1030356
P1030353
P1030352
P1030339
P1030334

TOP