TEL 915 219 499
Instagram Facebook Twitter Youtube
Plataforma Educamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Para ver nuestra Política de Cookies haga clic en Más info

Aceptar

“Premio COLEGIO PURÍSIMA CONCEPCIÓN de la HERMANDAD DEL REFUGIO”

 Breve Historia : La Fundación Arana-Furest es una de las que, desde su creación, fueron encomendadas al Refugio para su posterior gestión. Su especial dedicación, dada la cuantía señalada para este fin, es la de premiar anualmente al/a la alumno/a del Colegio Purísima Concepción que “por su aplicación y demás circunstancias lo merezca a juicio de la Junta Directiva de la Hermandad y previa propuesta del Profesorado y Dirección del Colegio”

 Se trata de una Fundación creada el 11 de Mayo de 1927, según el acta fundacional que obra en el Archivo de la Hermandad, y del que hemos tomado los datos.

La inquietud y generosidad de un matrimonio don Ricardo Arana y Tarancón y su esposa doña Dionisia Furest, hicieron posible que el mismo año de la creación ya una alumna pudiera disfrutar de la dotación asignada que ascendía a 25.000 pesetas, hoy unos 150 €.

El poner en práctica una intuición que hiciera posible la captación de alumnos para compensar toda una trayectoria escolar, con lo que supone de superación y esfuerzo diario, ha llevado al momento actual la entrega de este “PREMIO”.

Con el tiempo La Hermandad ha deseado continuar la tradición de dicha Fundación y hoy se ha actualizado la cuantía ascendiendo a 600 €. con un cambio de nombre: “Premio Colegio Purísima Concepción de la Hermandad del Refugio”

En el presente curso, el 24 de octubre se hizo entrega por parte de D. Fernando Ramírez de Haro, presidente de la Hermandad del Refugio, dicho premio a la alumna Raquelle Joy Toralba por ser un referente para sus compañeros tanto en su excelencia como persona como en su aplicación en los estudios.

El talante teresiano de “andar en verdad”, por la humildad que trae consigo el reconocimiento a la calidad y dones de las personas, nos lleva a AGRADECER y nos dice a cada uno de los EDUCADORES TERESIANOS, cómo potenciar lo que de bueno hay en nuestros alumnos reconociendo que todo nos viene de Dios. ¡MUCHAS GRACIAS!

IMG20191106104101
2019-10-Premio7
2019-10-Premio6
2019-10-Premio5
2019-10-Premio4
2019-10-Premio3
2019-10-Premio2
2019-10-Premio1

 

TOP