TEL 915 219 499
Twitter Youtube
Plataforma Educamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más info

Aceptar

Hermandad

hermandad-logoLa Hermandad del Refugio y Piedad de Madrid se funda en Madrid en el año 1615 por un sacerdote jesuita, Fray Bernardino de Antequera, y dos de sus feligreses más cercanos, Don Pedro Lasso de la Vega y Don Juan Jerónimo Serra. El objetivo de la Hermandad era el dar ayuda a la muchísima gente que malvivía en Madrid en condiciones deplorables. Muy pronto, consiguió un merecido reconocimiento en Madrid. Sobre todo, debido a la ronda nocturna, que pronto fue conocida por los madrileños como la ronda del pan y el huevo; esta ronda se encargaba de dar auxilio alimenticio (en forma de pan y huevo, de considerable tamaño este último) y espiritual a todas las personas que se acercaban a los hermanos en busca de ayuda.

 

Dado el gran crecimiento de hermanos, así como el comienzo de la recepción de herencias, en dinero o en bienes inmuebles, el Refugio pudo acometer más labores de caridad cristiana: visita diaria a enfermos, creación de una enfermería en las instalaciones de la Hermandad, traslado de los enfermos a los hospitales (mediante las sillas de mano, que fueron, de hecho, las primeras ambulancias de Madrid), instalación de una inclusa para huérfanos abandonados y el traslado de dementes al hospital de enfermos mentales de Zaragoza.

 

hermandad-1La Hermandad, en su afán por tratar de paliar las necesidades del prójimo, decidió recoger a estas niñas huérfanas y ofrecerles una educación. Para ello se fundó el colegio el 30 de noviembre de 1651.

En el año 1702, el rey Felipe V, concede a la Hermandad el hospital y la iglesia de San Antonio de los Alemanes, antes de los Portugueses. Esta es la ubicación actual del colegio y del comedor para necesitados.

En el año 1927, el matrimonio Arana-Fourest dejó un legado económico para premiar cada año a la alumna más sobresaliente. El Premio Arana, así conocido desde entonces, sigue otorgándose en la actualidad al alumno o alumna más sobresaliente, por sus cualidades humanas y por su expediente académico, de entre todos los que dejan el colegio cada curso, una vez finalizados sus estudios.

Leer más..

TOP